Matrices

Pensamos que era un error, una cosa del momento, el producto de un desquiciado mal puesto. Que tarde o temprano lo solucionarían, que un país no puede vivir sin estadísticas, que Cristina se sacaría de encima a Moreno y todo volvería a la normalidad.

Hasta que nos empezaron a decir que no era grave, que lo importante es el crecimiento, la equidad. Que el manejo de las estadísticas es una decisión política y no algo científico. Y empezaron a perseguir a los que dicen que la inflación es otra. Y pidieron las direcciones personales de quienes publican que los índices de precios que no son los oficiales. Ahora, incluso los que tienen buenas intenciones dicen que normalizar el Indec es casi imposible. “¿Cómo reconstruimos para atrás el aumento de precios si hace 5 años que no hay relevamientos serios?

La semana pasada, el mismo proceso empezó con el dólar. Y el proceso, también parece irreversible.

 

 

Dólar

Quiero comprar dólares. Estoy a favor de la legalización de la marihuana (a pesar de que no consumo) y de las drogas en general, siempre que su uso no afecte a otras personas. Creo que el aborto debe ser legal, que los gays pueden casarse, que el género también se elige y que el Estado no tiene por qué meterse donde no le importa. Y no estoy hablando de economía sino de política.

Sí creo que el Estado tiene que intervenir en la economía. Pero estos controles no tienen nada que ver con eso. No hay una corrida cambiaria, se sabe que no son los pequeños ahorristas los que mueven la aguja del precio del dólar y en todo caso, si aumenta el valor tampoco es la muerte de nadie. A mí, un asalariado que ahorra para agrandar su casa, claramente me perjudica que suba el dólar. Pero no es tan grave, mientras no se dispare.

Si estos controles no son una medida cambiaria sino parte de la lucha contra la evasión, no se explica porque yo no puedo comprar más de 200. ¡Te juro que cobro todo en blanco y que no evado un peso!. Si es una medida contra el lavado de dinero, no se entiende por qué el Gobierno no reconoce que la implementación fue de un día para el otro, que hubo problemas pero que los están corrigiendo. En lugar de eso, dicen que somos unos antipatria por no ahorrar en pesos.

Hasta ahora no ahorraba en dólares porque en los últimos años fueron una mala inversión. Espero que las medidas del Gobierno no me obliguen a cambiar de idea.

Encuestas

Así se hacen las encuestas. Una encuesta de la consultora Nueva Comunicación dice que el 29,3% quiere votar por el PRO, el 27,2% por el Frente para la Victoria (el kirchnerismo que lleva como candidato a Filmus) y el 11,1% a Proyecto Sur de Pino Solanas. Pero si preguntan a qué candidato van a votar el 35% dice que a Macri y el 28% a Filmus. ¿Mienten la encuestadora? Me parece que como dijo la Coca Sarlo, al 70% no le interesa la política. Las encuestas se hacen, como la encuesta del video que acompaña este post.

¿Por qué fracasan las alianzas?

De la Rúa-Chacho, Cristina-Cobos, Carrió con los socialistas, Carrió con los radicales, Carrió con Stolbizer; Ibarra-Telerman, Carrió-Telerman, Macri-De Narváez-Solá, Binner-Alfonsín… la historia de las alianzas políticas en la Argentina es una historia de fracasos. Nunca en la historia de la democracia (al menos desde 1983) se logró instaurar una coalición exitosa para ganar elecciones y gobernar. ¿Podrá quebrar la mala racha el acuerdo entre Alfonsín y De Narváez? ¿Podrán revertir el mal primer paso Binner y Pino Solanas?

¿Por qué fracasaron hasta ahora este tipo de acuerdos? Mi nota en tn.com.ar

San Juan: una luz amarilla

"Gioja lo hizo”. Ese parecía ser el resumen de las charlas que tenía con los sanjuaninos. La autopista de circunvalación (una especie de General Paz local), el Centro Cívico (un complejo edificio parecido a ciudad universitaria, donde se concentran casi todos los trámites provinciales), el crecimiento económico récord, un nuevo dique, una planta de energía solar, escuelas, hospitales, la erradicación de las villas, incentivos a la producción… ¡Todo eso (y mucho más según ellos) lo hizo Gioja!

En mi breve excursión a San Juan, muchos de esos logros me sorprendieron. Es verdad que se ve muy bien la provincia (o al menos la capital). Habría que ver cuáles de esos logros pertenecen realmente a José Luis Gioja y cuántos responden a otros factores como el ingreso de dinero de la minería, el crecimiento económico argentino o que el Gobierno nacional lo favorece en el reparto de fondos. Pero vale darle la derecha al hombre en sus méritos.

El problema es que los sanjuaninos no parecieron entender que esta no era una votación para aprobar o rechazar la gestión de Gioja. Lo que se votó fue una reforma constitucional para permitir que cualquier gobernador (este y todos los que vengan) pueda ser re-reelecto. Así tanto Gioja (un gobernador “bueno”) como el peor de los tiranos, tendrán la posibilidad de gobernar 12 años seguidos.

“¿Pero cuál es el problema? No votamos para rey. Cada cuatro años el tipo va a tener que revalidar su gestión. El tiene que tener la posibilidad de presentarse y, si no hace las cosas bien, la gente no lo votará. No hay por qué prohibirlo”, me contesta un empresario local cuando le expongo mi razonamiento.

El que gobierna cuenta con todas las ventajas para mantenerse en el poder, en especial en economías de fuerte dependencia del Estado: tiene la plata, puede presionar a los empleados públicos y a los que reciben planes sociales, maneja los medios de comunicación gracias a la pauta oficial, cuenta con los medios públicos a su favor, dispone de la Policía para reprimir las protestas en su contra o favorecer las marchas a su favor, puede usar los dineros públicos para perjudicar o beneficiar empresarios… es decir, tiene todos los recursos del Estado a su favor.

El recambio político ayuda a descongelar estas estructuras que un gobernante puede ir generando en sus cuatro u ocho años de gobierno y ayuda a fortalecer los derechos de los ciudadanos. Por eso –para evitar los abusos y la perpetuación en el poder- es que las constituciones suelen prohibir la reelección indefinida no sólo acá sino en la mayoría de los países del mundo.

Más allá de las valoraciones políticas respecto al gobierno de San Juan, debe encender una luz amarilla el hecho de que la ciudadanía de una provincia acepte tan fácilmente desprenderse de esa cláusula constitucional que facilita la posibilidad de la alternancia.

Listas de adhesión: distinto nombre misma trampa (En tn.com.ar)

Nueva nota en tn.com.ar.
Antes le decían “listas sábanas horizontales”; después pasaron a ser “colectoras”; ahora son “listas de adhesión”. Son diferentes nombres para decir casi lo mismo: se ponen varias categorías electorales (Presidente, diputados, gobernador…) en una gran boleta. El votante tiene el derecho a optar por cortar boleta y elegir a un candidato a presidente de un partido y una lista de diputados de otro. (Leer más).
Si podés, no te olvides de comentar, recomendar, etc.

Murga uruguaya

Hace un par de años me hcie admirador de la murga uruguaya. A diferencia de la argentina, ellos hacen espectáculos de gran contenido artístico, social y político. Cada noche en el mes de carnaval, la movida murguera llena estadios en un clima súper familiar.

Ayer la murga La Clave actuó en Buenos Aires. Las murgas en general son simpatizantes del Frente Amplio uruguayo, el partido de gobierno. Me sorprendió cómo, a pesar de su adhesión, dejan mucho espacio para la crítica y la ironía. Hay un cuplé (canción) entero dedicado a ironizar sobre su apoyo al Gobierno (algo impensable para las murgas hace unos años), pero que termina con un listado de críticas para la gestión de Mujica y el Frente Amplio.

En Argentina por ese cuplé cualquiera puede ser catalogado de golpista, desestabilizador, gorila, cipayo yanki.

197242_1917854424266_1179160794_2422166_1644430_n.jpg